Blogia
Cuaderno de Filosofía
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Para qué sirve la filosofía?

¿Para qué sirve la filosofía?

El ser humano siempre ha necesitado comer, vestirse, conseguir un techo para habitar y trabajar para resolver estas necesidades. Pero también ha necesitado satisfacer otro tipo de necesidades que no son materiales: cuidar los deseos y las intenciones del corazón y del espíritu. Antes de que se hubiera inventado la escritura, los seres humanos primitivos dibujaban en cavernas la belleza que tenían ante sus ojos y marcaban en sus cuerpos símbolos que los conectaban con realidades que les daban identidad y esperanza.

¿Para qué sirve la filosofía? es lo mismo que preguntar: ¿Para qué sirve la pintura, la poesía, el cine, la fotografía, la religión? Ni la filosofía ni el arte nos quitan el hambre o nos protegen del frío. El arte, la religión y la filosofía son inútiles para resolver necesidades materiales (aunque haya quienes se hacen ricos vendiendo arte, religión y filosofía). Más bien, su razón de ser está en otro lado.

"No sólo de pan vive el hombre", dijo Jesús de Nazareth. Todas las culturas humanas y todas las personas de todas las épocas buscan ser felices, vivir en paz, resolver sus problemas de la mejor manera posible y saber que están haciendo lo correcto. Y para lograr estos fines se requiere pensar y preguntarse cuál es el mejor modo de vida posible. Esto es la filosofía. Un afán de comprender el mundo, de entendernos a nosotros mismos, de resolver cómo podemos conducirnos frente a nuestros semejantes, de comportarnos frente a la naturaleza.

Albert Camus afirmaba que la filosofía se encarga de algunas preguntas importantes: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Por qué no me he suicidado?

Mediante la filosofía tratamos de poner cuidado de no hacer las cosas sin reflexión o procuramos reflexionar lo que estamos haciendo, para encontrar maneras de llevar una existencia que no sea tan atolondrada y que, por el contrario, sepa descubrir la alegría, la realización, la paz, la belleza y la confianza de que estamos cumpliendo nuestra misión como personas que hacen caso a su conciencia y a los anhelos de su corazón.

De esto trata la filosofía. Mi esperanza es que en el curso de filosofía haya quienes se decidan a emprender la aventura de pensar sobre sí mismos y sobre las cosas que llenan su vida de sentido, de ilusión y de coraje para luchar por lo que vale la pena. Confío en la generosidad y el espíritu libre de los jóvenes de 3º A y 3º B. Sé que va a ser una experiencia grata y llena de buenas noticias.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres